El proceso que supone la colocación de un piso empedrado o uno de adoquín es un tanto complicado, pues hablamos de poner las piedras o los adoquines uno por uno, o de un número pequeño de piezas por metros cuadrados.

Sabemos también que esto puede variar en función del número de personas trabajando en la obra; sin embargo, al final del día resulta un proceso largo y agotador, desde la preparación del suelo, hasta su colocación final.

Por esto, el día de hoy te dejamos 3 poderosas razones para preferir el sistema de concreto estampado:

1.- El tiempo de colocación se posiciona en primer lugar, debido a que se puede reducir el tiempo del proceso hasta en un 50%, puesto que su colocación se iguala a la de llevar a cabo un firme de concreto, con la única diferencia de tiempo que implica el proceso de estampado mientras a partir de que el concreto llega al punto de fraguado.

2.- El ahorro en esfuerzo y en mano de obra, este punto va ligado directamente con el anterior, ya que su instalación es un proceso sumamente práctico y sencillo frente a la colocación de un empedrado que demandaría el trabajo de poner piedra por piedra.

El proceso de estampado se realiza mediante el polvo de endurecedor que se encargará de darle el color y la consistencia adecuada al concreto, y  el polvo desmoldante que ayudará en el parte final de la colocación de los moldes para estampar el concreto.

3.-  La increíble variedad de diseños. Con Concreto Estampado CE PLUS podrás obtener proyectos únicos y personalizados, gracias a que la tonalidad final depende de varias situaciones; y no simplemente de los colores y el tipo de molde elegidos, pues intervienen varios factores, como la marca de cemento utilizado, la humedad y la exposición al sol de la zona en donde se vaya a colocar, la cantidad de material utilizado, entre muchos otros.

Lograr un trabajo único, al final del día volverá de tu proyecto algo vanguardista y lleno de diseño, creando una especial armonía con todo tu entorno.